Las marimbas del infierno
de Julio Hernández Cordón
Guatemala / Francia / México, 2010

Verlo en Filmin!

Las marimbas del infiernoLas marimbas del infierno, segundo largometraje del guatemalteco Julio Hernández Cordón, ha sido una de las películas latinoamericanas más aclamadas en festivales internacionales en el último año. Con un equipo reducido, el director dio forma a un film que coquetea entre la ficción y el documental, creando un contexto para trabajar con personajes reales dentro de guión escrito por el director.

Don Alfonso, un marimbero extorsionado por la mara, y Blacko, roquero y médico, satánico y evangélico, se unen con un objetivo en común: lograr fusionar el sonido tradicional de la marimba con la potencia del heavy metal. El resultado es un film humanista, dotado de humor, que trata temas universales de amistad, creatividad, sobre vivencia en un Guatemala contemporáneo.

“Guatemala es un país pequeño que no tiene ley de cine o instituto y por tanto no hay apoyos estatales y prácticamente las películas se producen con iniciativas individuales. Los directores hacen sus películas y se producen con apoyo de amigos, con cámaras profesionales pero no de cine, y el contexto del país hace que hagamos en efecto un cine “guerrillero”, de cierta manera, de bajo presupuesto y que con creatividad se solucionan ciertas carencias, pero también estas carencias le pueden dar un estilo al cine que estamos haciendo. Que no quiere decir que sea un cine pobre, pero quizás sí minimalista…”, según el director Julio Hernández Cordón.

Galardones
Premio del público – Festival Internacional de Cine de Valdivia
Mejor Film – Festival Internacional de Morelia
Jury Prize – Miami International Film Festival
Grand Prix – Rencontres Cinémas d’Amérique Latine de Toulouse
Mención Especial – BAFICI

Julio Hernández Cordón (Carolina del Norte, 1975) estudió en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala y en el Centro de Capacitación Cinematográfica de Ciudad de México. Su primer largometraje, Gasolina (2008), ganó el Premio Horizontes a la Mejor Película Latinoamericano en San Sebastián. En 2012 terminó dos nuevos largometrajes: Hasta el sol tiene manchas, estrenado en FIDMarseille y Polvo, estrenado en Festival de Cine Locarno.